Entradas

pirámide alimentaria

Pirámide alimentaria para celíacos

La pirámide alimentaria es una guía de lo que debe consumir diariamente una persona para obtener los nutrientes que el cuerpo necesita. Para su interpretación se entiende que los alimentos dispuestos en la cima o vértice superior son los que deben consumirse en menor cantidad y los que están cerca de la base son los que se deben comer con mayor frecuencia y en cantidades mayores, incluyendo las calorías que aportan.

Pirámide alimentaria para celíacos

  • Azúcares: consumir alimentos dulces sólo en forma ocasional. La moderación en el consumo de éstos le ayudará a mantenerse bien.
  • Grasas, aceites y semillas: se recomienda 1 porción (4 cucharaditas de té) repartida en las comidas del día. Aliñar ensaladas de preferencia con aceites de oliva extra virgen.
  • Pescados, carnes, huevos y leguminosas secas: 1 porción al almuerzo y cena. De preferencia carnes magras, y al menos 1 vez a la semana comer legumbres.
  • Lácteos: 3 porciones al día. De preferencia, variedades semidescremadas o descremadas.
  • Cereales, papas y leguminosas frescas: 1 porción en las cuatro comidas. De preferencia, variedades integrales.
  • Frutas y verduras: consumir 5 porciones al día, pueden ser 3 frutas y 2 ensaladas.
  • Agua e infusiones: beber al menos 6 vasos grandes diarios.

Aprenda a leer las etiquetas

Aproximadamente el 70% de los productos manufacturados contienen gluten. Es por ello que al leer las etiquetas hay que tener especial cuidado en tres aspectos:

Existen ingredientes mencionados bajo un mismo nombre, que no indican su procedencia pero que sí pueden contenerlo, como por ejemplo el concentrado proteico. Estos son llamados ingredientes compuestos.

Están los ingredientes con trazas o pequeñas cantidades de gluten que pueden ser aditivos o componentes que en algún proceso derivaron de los cereales nocivos para los celíacos, tales como: almidones, almidones modificados, proteínas vegetales hidrolizadas, saborizantes naturales como los provenientes de la malta. Asimismo, los colorantes de los caramelos, salsas como la de soya, suplementos dietéticos, coberturas de quesos, licores, lápices labiales, pastas dentales, adhesivos, sustancia vehiculizante de aromas, colorantes, espesantes, aditivos, etc.

También hay muchos componentes o aditivos utilizados en la elaboración de un alimento que pudo haber estado expuesto a una contaminación cruzada, involuntaria y arrastrar trazas de gluten al producto final.

Medicamentos

Algunos fármacos o medicamentos pueden contener gluten, principalmente por medio de sus excipientes.

Los excipientes son ingredientes inactivos o sustancias auxiliares (colorantes, conservantes, sustancias aromáticas, diluyentes) que ayudan a que la droga activa pueda formularse de manera más eficaz y tenga un formato (cápsulas, comprimidos, soluciones, etc.) agradable para el paciente.

Los excipientes más usados son el almidón, que se incorpora para dar cuerpo y forma a los comprimidos, y el azúcar, para los jarabes o los colorantes. En general, los excipientes se consideran sustancias inertes, que no tienen efecto farmacológico, pero esto no quiere decir que estén exentos de provocar alergias o reacciones de intolerancia.

Si los excipientes usados en medicamentos derivan del gluten, algunos podrían tener un efecto no deseado en los celíacos. Revise la lista de medicamentos libres de gluten (ir a la lista).

Avena

Es un alimento muy nutritivo y con alto contenido en fibra. Sin embargo, es incierto el papel que juega en la Enfermedad Celíaca, y desde hace años se están llevando a cabo numerosos estudios para dilucidar su efecto en las personas con dicha condición. Pero pese a los buenos resultados en las últimas investigaciones, a nivel internacional se aconseja a los celíacos no consumir avena por el riesgo de contaminación cruzada con gluten que puedan tener durante la cosecha, el almacenamiento, la molienda, el transporte y/o el fraccionamiento posterior.

Fuente: http://ww w.fundacionconvivir.cl/vivir-sin-gluten.html#piramide-alimentaria

celiacos585_6

Terapia enzimática: ¿nuevo tratamiento para la enfermedad celíaca?

Resumen

La enfermedad celíaca es una alteración del intestino delgado causada por una respuesta inmunológica inapropiada al gluten, mezcla proteica presente en determinados cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena, entre otros. En la actualidad, el único tratamiento posible es seguir una dieta estricta sin gluten durante toda la vida del paciente, hecho que presenta grandes dificultades en la práctica. Esto, unido al rápido incremento del número de pacientes diagnosticados con esta enfermedad, ha aumentado la necesidad de desarrollar alternativas terapéuticas. Una de las terapias en desarrollo más innovadora consiste en la administración por vía oral de determinadas enzimas (prolil endopeptidasas y otras glutenasas), consiguiéndose la detoxificación del gluten a nivel gastrointestinal. Dicho tratamiento, conocido como terapia enzimática, permitiría a los enfermos celíacos poder consumir cantidades controladas de gluten sin ver empeorada su enfermedad, consiguiendo, por lo tanto, un aumento en su calidad de vida.

 Fuente:

Libro Blanco de la Enfermedad Celíaca, capítulo 13.

Autores del citado capítulo:

Belén Morón Flores Departamento de Microbiología y Parasitología. Facultad de Farmacia. Universidad de Sevilla.

Manuel Megías Guijo Departamento de Microbiología y Parasitología. Facultad de Farmacia. Universidad de Sevilla.

Carolina Sousa Martín Departamento de Microbiología y Parasitología. Facultad de Farmacia. Universidad de Sevilla.

CORRESPONDENCIA Belén Morón Flores Departamento de Microbiología y Parasitología C/ Profesor García González, 2. 41012 Sevilla. E-mail: bmoron@us.es